¿Para qué vivir la vida?

Marzo 12th, 2014

Cuando mi profesor de ética (que era el mismo de la clase del semestre pasado) comenzó la clase, las dudas existencialistas rápidamente se pusieron en la mesa. ¿Qué es la felicidad? ¿Para qué vivimos? ¿Existe el bien y el mal? ¿A qué huelen las nubes?

Sin querer hacer de esto algo muy personal, durante estos meses consideraba que caminaba tranquilo hacia la felicidad, tenía objetivos en mente que de hecho sigo teniendo.Sin embargo, en un momento cuando el profesor plantea a los alumnos si alguno puede definirse a sí mismo como una persona feliz sólo uno se atreve a contestar que lo es. La felicidad no tiene tanto que ver con el presente, con las emociones como con el futuro y lo más o menos constante en el tiempo. Digamos que la felicidad es en el fondo la autorrealización, si no te consideras realizado como ser humano, no eres feliz y hay al menos tres maneras que se me ocurren de enfrentar esta situación: La primera es la posición hedonista, vivir al día, para satisfacer tus deseos inmediatos sin pensar en objetivos lejanos o diferentes de los estándar para no estresarte demasiado. La otra es ante este desafío es asumir que no serás feliz, la vida está llena de frustraciones pero entonces llegamos a la segunda pregunta ¿Para qué vivir?
Fuera de que el objetivo biológico de la vida es la reproducción tal vez la única respuesta sea “para intentar alcanzar la felicidad“. Hay personas que entendiendo la felicidad de esta manera aseguran ser felices porque han llegado a un estado de contentamiento, tal vez porque se dedican a algo que les gusta, están con la persona que querían o no están con nadie y era lo que buscaban, tienen paz con el mundo que les rodea, sus necesidades físicas están bien suplidas.

Sinceramente no es mi caso, y hay muchas cosas que me frustran, pero lo que más me frustra es la incertidumbre, cuando tienes incertidumbre sobre tu futuro no puedes ser feliz. En mi caso, estudiar y ver si me va bien o me va mal, ver lo que haré después de trabajar porque al final del día una profesión y un trabajo no son más que medios para un fin ¿Y el fin? El fin no estoy completamente seguro de cuál es, pero sé que no es trabajar de 9-6. Una persona que aprecio escribió “Para conseguir lo que quieres tienes que dejar de desearlo o intentarlo” y tal vez parte del secreto de la felicidad es no pensar demasiado en ello, pero no creo que se pueda llegar a ser feliz sin tener un objetivo.

Por último otra de las cosas que conversamos en esa clase fue qué entendemos por bien y por mal. Él nos explicaba que el bien y el mal absoluto no existen, algo que yo también pensaba desde antes dado que asocio el mal a defender al interés propio por sobre el ajeno y que se entiende mejor a la luz del concepto ético del bien aparente. El egoísmo te lleva a cometer actos que creyendo que sirven al propósito de alcanzar la felicidad hacen daño a otros y/o a ti mismo. ¿Pero qué es en sí? El bien es simplemente aquello que te acerca a la felicidad y el mal aquello que te aleja de la felicidad, en ningún modo una lucha entre dos fuerzas sobrenaturales, como mucho la lucha entre el egoísmo y el altruismo dentro del mismo ser humano.
Y esto me hizo entender que había ciertas cosas que hacía o buscaba o que hago que son el mal mismo, pero de momento lo único que veo es por un lado incertidumbre y por otro ilusión ya que lo poco que puedo hacer lo hago para salir de ahí.

Artículos relacionados:

Socialdemocracia y Chile: Los cambios que creo que habría que hacer.

Noviembre 21st, 2013

Me interesa harto la política pero como muchos jóvenes no confío mucho en los políticos, aunque a diferencia del tuitero promedio me permito dar el beneficio de la duda generalmente. Creo que muchas críticas a los dirigentes estudiantiles son más viscerales que nada, de hecho, estaba pensando que hay un tipo de chileno bien común que es el que a lo mejor no es un anarquista ni radical ni nada, a lo mejor no le gusta ir a marchar siendo estudiante porque pierde clases o trabaja y no puede ni pensar en manifestar su opinión porque tiene preocupaciones más inmediatas. Pero… se quejan de todo, todos son traidores, vendidos, menos ellos.

No se trata de ser imparciales / ecuánimes (debería explicar lo que yo llamo ecuánime, es un concepto, no el significado literal de la palabra, es cuando una persona cree que se llega a la verdad buscando el punto intermedio) pero hay que pensar.

Con todo hay cosas que no vi, no sólo en el programa de Bachelet sino tampoco en el programa de MEO y menos en el de Claude. Son asuntos que me parecen importantes y que harían de Chile un país más democrático y moderno.

- Negociación colectiva por convenio y sindicatos de clase. Esto significa que las empresas y los trabajadores no negocian individualmente sino que llegan a acuerdos gremiales por llamarles de alguna forma. Por ejemplo, si eres cajero del Líder entras en el convenio de supermercados y tienes el contrato de trabajador de supermercado consistente en el acuerdo entre todos los trabajadores de supermercados de tu jerarquía sin perjuicio de alcanzar acuerdos individuales con el piso antes mencionado. Eso con o sin ser sindicalizado, pero estar sindicalizado te conviene más.
Los sindicatos de clase son algo parecido a la CUT, grandes confederaciones de sindicatos, generalmente con una orientación política pero la diferencia es que podrías afiliarte de forma directa y pedir su cooperación, a la vez que deberías pagar una cuota tal como hasta ahora.

En el programa de Michelle Bachelet hay algo sobre la negociación colectiva, los acuerdos por productividad, la validez de la negociación para nuevos contratados, que se puedan negociar más temas.

- Una salud pública y de calidad, sin copago. Sería compatible con el actual estado de las cosas pero a mediano plazo esperaría un cambio en la concepción de lo que es la salud. Se eliminan las ISAPREs, dejando sólo a FONASA, cobraría una cotización más alta pero no más del 15% a cambio de cubrir todo. Sí, todo. Claro que se puede, en España se puede (y ya les expliqué que colapsó por otra razón) y aquí se puede. Con ese quince por ciento y los ingresos del Estado que se destinen, la idea es cubrir las atenciones, desde la consulta médica hasta las operaciones críticas, incluyendo los medicamentos recetados (lo hacen las isapres, lo hacen las mutuales…). Si es necesario y sobre todo al principio, sería aceptable financiar a las grandes clínicas como quien financia una universidad, el problema es que la diferencia en infraestructura es tan grande que podría haber problemas, los mismos que ya hay en los paupérrimos hospitales que tenemos, pero podría ayudar a solucionar algo de la demanda mientras se construyen más públicos y se mejoran los actuales. Es discutible pero el derecho a la salud es inalienable. Algunos defienden la vida del que está por nacer pero no les importa mucho la salud de los vivos (y no me refiero a la mera supervivencia).

No se esperan tremendos cambios en salud en el programa de Bachelet quien construyó pocos hospitales y no ha hecho grandes anuncios al respecto.

- Renta básica… en especies.

Esto lo he leído en Menéame, lo reconozco, pero allí se difunde la idea y así sobre todo en Europa la idea de una renta de ciudadanía, recibir dinero por derecho propio. A mi no me parece, más que nada porque creo que puede tener consecuencias perniciosas en la economía, tanto por el flujo de caja perdido como por los efectos inflacionarios. Pero creo que el derecho a comer y alimentarse sanamente (o sea, de una manera que no perjudique tu salud) también es inalienable. Para esto no es necesario nacionalizar nada, habría que catastrar el país o las regiones de tal forma que sepamos más o menos quién vive con quien y entregar una tarjeta o una canasta de mercadería. Me parece más óptimo lo primero donde la persona pueda comprar cualquier cosa provisto que esté en el rubro alimentos.

Que a una familia no le falte el pan o que una familia pobre se alimente a puro arroz y fideos porque no pueden más no debería ser algo aceptable. Lamentablemente falta para que sea prioridad.

- Una reforma tributaria que incluya a todos los ciudadanos. Que todos colaboren y sientan que el Estado es suyo, no de otros.

- Un seguro de cesantía, no un ahorro forzoso de migajas. La idea es que puedas vivir de eso a cambio de aceptar las ofertas que te ofrezcan y que sean contingentes a tu formación/cv.

- Fomentar sectores productivos no extractivos y no demasiado contaminantes (lo digo porque alguien me va a decir, “es que todo contamina”, los conozco) pero en serio y ojalá fuera de Santiago.

No voy a escribir más, y si me dicen que son pajas mentales, bueno para eso es mi blog pero no lo veo para nada extremo ¿por qué? Porque no es nada que no se haya hecho antes y porque funciona.

El programa de Bachelet no me atrevo a considerarlo socialdemócrata, pero hay un tímido paso en esa dirección. ¿Saben? En Chile está pasando a cierta escala lo mismo que se dice que pasó en Europa en la Guerra Fría: El socialismo marxista típico daba mucho miedo y los políticos no quieren perder totalmente el control. Las grandes empresas y la política tradicional TEMEN mucho caer bajo las garras de un Maduro o Kirchner chileno, que nacionalizan de todo que dejan la crema pero que al final del día son adorados por las clases populares y… no se van. Chile es un oasis democrático y también capitalista, la socialdemocracia, una revolución en libertad, que cree en el capital pero más en la sociedad es la salida a estas “amenazas” que no son más que el pueblo pidiendo lo que es justo pero sin saber necesariamente cómo se harán realidad.

Lean la historia de la socialdemocracia sueca SAP, cómo partió todo cuando Suecia era un país miserable hasta los tiempos actuales, es muy interesante.

No es la solución a todo, pero es el camino a seguir, Cuba no. Ojalá que algún partido defienda esta y otras ideas mmm… algún día.

Artículos relacionados:

Canales de YouTube para mejorar tu inglés

Noviembre 2nd, 2013

Una de las cosas que más me ayudaron a aprender inglés de una forma tal que pudiera comunicarme aunque aún me cuesta, tal vez más por introversión que por experiencia fue ver videos de YouTube o ver la tele. Hay muchos detalles en los que fijarse y existen buenos profesores que ayudan a personas que ya saben algo y pueden escuchar algo de inglés pero necesitan tutoría para poder lanzarse y empezar a hablar bien o para inmigrantes en EE.UU o el Reino Unido que por huevos tienen que hablar pero que evidentemente no lo hablan muy bien.

Aquí no voy a mostrar cursos secuenciales de aprendizaje de inglés, que existen pero yo no los sigo y no me fio mucho de ellos pero tampoco es el objetivo sino profesores o personas que manejan técnicas y que ayudan.

Quizá los maestros más grandes de las tutorías de inglés en YouTube son los canadienses de EngVid que hace años tienen un sitio y suben videos que son clases breves de puntos específicos del idioma para personas con distintos niveles de conocimiento. Las clases de James y Adam son las que más me gustan, pero hay más profes (Rebecca, Emma, Ronnie, Alex más algunos retirados como Jon y Valen) y todos tienen un excelente manejo pedagógico, no cabe duda que al ver una nueva lección vas a aprender algo o como mínimo te va a recordar algo que estaba escondido en tu memoria.

Eran las lecciones que mejor conocía, pero hay más.

Hace poco descubrí a esta chica inglesa que se llama Jade y tiene un estilo muy distinto, no hace clases con un pizarrón grande en una sala de clases, a lo más te entrega ejemplos breves, pero el resto es tips, tips y más tips. Su canal a diferencia de los de EngVid tiene de todo, desde cosas personales como opiniones sobre la vida a series de lecciones como “Los 100 peores errores en inglés” o los interminables videos sobre acentos.

Este video a continuación es muy polémico y dejó con hemorroides a muchos gringos (y su acento londinense que me encanta lo hace aún más odioso):

Tal vez la acabaste odiando luego del video, pero si no es así y te interesa especialmente un acento británico deberías ponerle atención a su canal.

He conocido otro canal que sigo menos pero es bastante útil, otro usuario británico, Julian que trabaja o trabajó en Japón, un lugar bastante difícil para enseñar inglés. Se llama Doing English y la mayoría de los videos recalcan la importancia de la fluidez por sobre la perfección gramatical.

“>

Iba a añadir algunos videos más pero muchos de los nuevos videos están deshabilitados para incrustación, así que lo dejo hasta ahí.

¿Conocen otros canales? Me refiero a buenos canales en inglés, para hablantes o personas que ya están aprendiendo algo, no un profe chanta chileno o español que enseña inglés intermedio en castellano, por favor.

Artículos relacionados:

Renegaron de la política y sucumbieron

Septiembre 29th, 2013

Estaba leyendo un hilo en Menéame, un agregador de noticias español como Reddit (de paso visiten r/Chile que a la fecha está funcionando bastante bien, también existe /r/es). Y siempre se habla de la crisis, esta crisis española que nunca se acaba, donde no vemos la luz al final del túnel. A principios de los 2000 muchos sudamericanos se humillaban prácticamente para entrar y trabajar en España, porque las cosas no iban bien con la crisis asiática y se ganaba mucho dinero desempeñándose en trabajos de baja cualificación. Luego cuando estalló la crisis hipotecaria, y la economía estalló surgía la inquietud respecto de si los españoles tendrían que sufrir lo mismo que esos sudamericanos, pero a la fecha de hoy es una realidad, la gente no encuentra trabajo, el panorama es muy negro y quien puede irse, aún sin oferta en firme se va.

¿Pero por qué España nunca se recuperó?

La crisis lleva aproximadamente seis años si no me equivoco y no hay visos de recuperación. Pero eso no es lo peor, lo peor es el temor a los recortes de los servicios.

Cuando empiezan a pasar los años y miles de personas pierden sus casas bajo unas normas legales que les dejan prácticamente desahuciados en el sistema financiero para toda la vida, porque perdían sus casas pero mantenían una deuda tan grande como la que habían contraído en un principio sin posibilidad de llegar a un arreglo porque no tenían ingresos suficientes para siquiera negociar. Y entonces llegan las protestas, porque claro, la gente quiere trabajar para vivir tranquila, no quieren más embargos. El primer culpable es siempre el gobierno para toda sociedad y España eliminó rápidamente JL Zapatero del PSOE luego que mintiese hasta no dar más cuando la crisis era todavía incipiente, aunque la alternativa sea exactamente igual o incluso peor.

Ese es el marco en que aparece la manifestación del 15M. Muy comentada, muy bien cubierta por los medios, atacaba principalmente a los políticos pero… no proponía nada. El 15M era una manifestación catártica que mostraba a la clase política lo que ellos sentían pero no proponía nada y no permaneció en el tiempo. La manifestación del 15M estuvo gobernada irónicamente por las ideas asambleístas: Todos nos organizamos y transmitimos ideas pero no hay líderes. Esto genera bastante estancamiento porque las asambleas para que funcionen no deben ser demasiado grandes y si no todos se encuentran de acuerdo no se puede tomar una decisión X. Y los partidos trataban de hacer algo con ellos pero el 15M renegaba de la política pero no sólo de los grandes partidos sino que de todo movimiento político que pudiese surgir de ellos porque la política estaba tan desprestigiada que les parecía un intento de aprovechamiento siquiera plantear la idea por miedo a perder adherentes, porque al principio de la reunión en la plaza había gente de todas las tendencias y se tenía miedo a perder eso. Era más legítimo bailar biodanza que plantear un movimiento que defendiese sus derechos. En los grandes partidos más allá del derrumbe del PSOE a costa del PP no se notó ningún cambio. En el 2011 destaqué que fuese un movimiento amplio y cooperativo, pero cometieron ese error y echaron por tierra todo lo demás.

Así fue como el 15M y otras manifestaciones posteriores pasaron, llamando la atención pero sin generar cambios y leyendo el hilo que les comentaba, hay un artículo que se queja de la falta de valor de la gente y achaca a eso el hecho de que hoy gente tenga que ir a lavar platos a Londres y no ejercer sus carreras en España. En cierto sentido tiene razón pero prefiero explicarlo con un ejemplo. Porque hay que tener valor ¿pero valor para qué? ¿Para matar políticos? Las guillotinas que tanto se mencionaban en Menéame el 2012 o los coches bomba que a los de ETA no les sirvieron para mantenerse vigentes ¿Valor para salir a la calle y protestar? He visto bastantes protestas, no creo que les falte valor para ello. ¿Entonces qué?

El mismo año 2011, poco después de los indignados del 15M y contra mis propias expectativas, el movimiento estudiantil chileno empezó a salir a la calle con demandas ya de alto nivel, respecto a los aranceles universitarios, al lucro en la educación (que también existe en España) y la gratuidad del acceso a ésta. Hubo liceos donde casi se pierde el año, universitarios que prácticamente no tuvieron vacaciones y pasaron de un semestre a otro enseguida, pero el movimiento coordinado por las federaciones de estudiantes mantuvo el tema en el tapete hasta hoy. Pero hay muchas diferencias entre este movimiento y los indignados, pero la más importante en mi opinión es que los estudiantes chilenos no renegaron de la política (los pingüinos, el movimiento anterior sí lo hizo y sucumbió), ellos se dieron cuenta, sus principales líderes de que había que estar involucrados en partidos políticos existentes o movimientos propios para plantear temas y hoy varios de esos participantes del movimiento son candidatos o independientes o por un partido al parlamento, incluyendo a la conocida Camila Vallejo. Mal que mal, lo que discutían era netamente política. Pero no sólo eso, ellos hicieron y siguen haciendo que la agenda política cambie, ellos impusieron la agenda y hoy Chile cuestiona de verdad el modelo liberal de mercado y de Estado Subsidiario. Gracias a la manifestación pero sobre todo a la ambición política de gente que en muchos casos no era política (otros sí) hoy es un tema serio la asamblea constituyente. Estamos planteándonos como país una V República.

Esto no significa que uno no tenga que criticar a Camila por unirse a Bachelet, pero esto es más que Camila Vallejo, hay más personas, hay nuevos movimientos sociales, movimientos políticos y hay una agenda distinta, eso es de agradecer. Hay nueve candidatos a la presidencia cuando normalmente eran muchos menos. Todo esto dentro de un sistema político estable, nada que ver con el “que se vayan todos” argentino o la belicosidad política en Venezuela.

Entonces en España pasa exactamente lo contrario, se huyó de la política y hoy se pagan las consecuencias que son que no hay expectativas de cambio, porque los que tienen otra mentalidad distinta a la del PSOE-PP-IU esperan que ellos cambien y eso no va a pasar. Así que si hubo falta de valor fue para eso, fue para formar plataformas políticas que defendieran sus posturas. Dejar a los mismos de siempre y esperar que cambien no arregla nada.

Artículos relacionados:

Confesiones de un linuxero

Septiembre 16th, 2013

linuxdrama

¿Cómo empezar? No es fácil, pero tampoco es como el post del ateísmo. Pero hay algo que me está empezando a molestar profundamente y no pensé que me llegase a pasar nunca pero me pasó.

Uso Linux hace bastante tiempo, como desde el 2007 como sistema operativo exclusivo hasta hace poco tiempo. Recuerdo haber usado antes una versión de XP que se degradó rápidamente (como saben estos sistemas se degradaban y se volvían asquerosamente lentos). Así fue como partí instalando Ubuntu 7.04 en mi PC de escritorio para luego pasar por muchas otras distros como Debian o ArchLinux que es la que tengo en mi escritorio y luego compré un netbook al cual le instalé Ubuntu y sigue con él hasta hoy.

No usé Windows desde entonces y de hecho, no conocí Windows Vista, nunca llegué a usarlo (afortunadamente) y conocí Windows 7 cuando tuve que usarlo en el trabajo y recién hace unos pocos meses lo adopté en mi escritorio cuando recibí una licencia gratuita que pensaba usar como sistema secundario. Hace unas semanas me di cuenta que prefería iniciar Windows 7 antes que ArchLinux. Y me puse a pensar en el porqué.

Siempre tuve desde el 2007 trancas con Windows, no lo quería para nada y hay motivos válidos: Windows no es tan seguro y ciertas versiones no lo son en absoluto. Además en ese entonces se degradaba con escándalo y exigía más recursos donde un sistema GNU/Linux andaba más rápido.

No sé si el problema es que uso ArchLinux pero hay algo que me está molestando y es que Linux en sus variados sabores no me parece muy apto para el escritorio. Dicho en cristiano, es un poco chanta, es (como dicen los españoles) un poco cutre. La barra del panel de LXDE tiene un bug horrible de feo, la barra de estado se te corre hacia el centro (esto con Lubuntu) y yo creo que ninguna empresa aunque sea opensource permitiría que este sistema saliese a producción en esas condiciones. Lo peor de todo es que ningún dock es suficientemente completo para reemplazar al LXPanel. Ese es un detalle bien minúsculo pero hay peores.

En ArchLinux inicio el sistema y la mitad de las veces tengo que reiniciar para que me detecte la partición. Una vez que he iniciado algo más tonto: Tengo dos salidas de audio, la de la placa madre (que no funciona bien en Windows 7 lo que se podría explicar por lo antiguo del PC) y la del HDMI. Yo uso la del HDMI pero la interfaz de Pulseaudio no es capaz de guardar la configuración y en cada reinicio hay que volver a indicarle lo mismo o que la ruedita del mouse se vuelva loca mientras que en Windows se comporta totalmente normal. El punto no es si tiene arreglo o no, que lo tienen, el problema es que el sistema es desprolijo. No está hecho para que funcione a la primera ni a la segunda, sino para que pierdas el tiempo yendo a un foro (en realidad, pinchar en varios posts hasta que das con uno que tiene respuestas y que tienen sentido) y busques una solución que generalmente es editar un archivo de texto o ejecutar un comando o más de uno. Estoy seguro que si eres un linuxero no fanático, tendrás en tu cabeza una lista de cosas que no van bien.

Ahora que he tenido la oportunidad de usar Windows 7 he comprobado que no es tan mala idea. No es que todo sea culpa de los linuxeros pero ciertamente en esos aspectos se nota que el desarrollo pagado, la evolución de la tecnología y el apoyo de la industria sirve.

Ejemplo:

Misma máquina, de mediana edad (una persona con dinero la habría botado y comprado otra, yo la renové por dentro como pude): Usando el controlador privativo de Nvidia con video dedicado, el rendimiento de video es mejor en Windows que en Linux. Es que hay que reconocerlo. Y encima el driver es el de la empresa, no es que uno sea de ingeniería inversa y el otro de Windows sea oficial, no, los dos son oficiales pero el rendimiento es diferente. No es culpa del open source, tal vez es culpa de Microsoft, tal vez es culpa de nVidia a quien los linuxeros les importamos un pucho pero estoy cansado de luchar y de aguantar. Otra, que haya que aguantar que el Skype de Linux no sea tan bueno, que el MS Office no llegue a Linux (porque LibreOffice será bueno pero nunca será compatible con un documento docx, nunca se verá igual el mismo documento en ambos programas si el documento tiene un mínimo de complejidad) pero sí a OSX que en Chile o en España seguro que lo usa menos gente todavía. Si lees comentarios sobre Mac en inglés verás que incluso los gringos se quejan de que les parece caro un Mac a pesar que la informática de consumo es mucho más barata allí que en ningún otro lugar. Pero Apple es una industria y tiene el apoyo del resto de la industria que Linux sólo tiene en menor medida. Sin embargo, me encanta el concepto detrás de Linux y que las distros son más seguras. No puedo jugar bien en Linux, pero me hace sentir tranquilo el hecho de que es improbable que se infecte.

¿Pero entonces qué elijo? ¿Un sistema desprolijo, que funciona bastante mal para asuntos complejos y otros no tanto, o un sistema que funciona bastante dignamente y donde todo funciona pero que es menos seguro?

Hoy no recomendaría a nadie usar un sistema Linux sin algo de contexto previo y sin tener claro que esa persona será capaz de buscar soluciones a sus problemas y aplicarlas. Espero que el linuxerismo duro algún día perdone estas palabras.

Artículos relacionados:

  • No Related Posts